Hacer frente a los casos graves de acné en la botica

Hacer frente a los casos graves de acné en la botica

Hacer frente a los casos graves de acné en la botica

El acné es la inflamación de las glándulas pilosebáceas, que se produce por la acumulación de grasa y células en los poros de la piel. Entre las causas destaca una mayor producción de sebo (en muchos casos relacionada con un cambio hormonal), una disminución del diámetro del poro y una alteración de la flora bacteriana de la piel. Estas circunstancias obstruyen el poro (espinilla) y se inflama, que es lo que conocemos como grano. Ese área infectada puede interiorizarse y convertirse en un quiste. Las zonas más afectadas son aquéllas con abundantes glándulas sebáceas como la cara, en concreto la frente, nariz, mejillas y mentón, la espalda y el pecho.

Aunque este trastorno está relacionado con la adolescencia, puede surgir a cualquier edad, como el acné neonatal o infantil. Ciertos cambios hormonales como embarazos, periodos menstruales o el uso de anticonceptivos orales u otros medicamentos también favorecen su aparición.

Los hábitos higiénicos son muy importantes. Se debe limpiar la zona mañana y noche con agua y jabón antiseborreico y eliminar los restos de maquillaje o polución. Hay que evitar la manipulación de la piel presionando los folículos, porque se puede infectar la zona y originar cicatrices.

Los tratamientos que existen hoy día en la farmacia regulan la superproducción de sebo (acción antiseborreica), evitan la obstrucción del folículo y la formación del comedón (acción queratolítica) y disminuyen las bacterias mediante fármacos tópicos y orales, en función de la gravedad. Los más usados de forma tópica son:

  • Peróxido de benzalconio en concentraciones entre el 2,5 y 10 por ciento. Es queratolítico y antimicrobiano. En ocasiones puede producir irritaciones.
  • Azufre, generalmente preparado en forma de jabón, especial para la limpieza diaria.
  • Ácido salicílico, gracias a sus propiedades antibacterianas. ¿Antibióticos, como la clindamicina fosfato al 1 por ciento, o la eritromicina 1-3 por ciento, que mediante su acción antimicrobiana y antiinflamatoria favorecen la eliminación de los granos. En casos severos se recurre a tratamientos orales, bajo la supervisión médica.
  • Isotretinoína. Es un derivado de la vitamina A que tiene la propiedad de ser antiinflamatorio. La eficacia es alta, pero tiene efectos secundarios, como la fotosensibilización, xerosis (sequedad de las mucosas) y es preciso realizar analíticas periódicas por su posible alteración hepática.
  • Antibióticos como las tetraciclinas (doxicilina, minocidina) son eficaces en el tratamiento. Hay que tener en cuenta que produce fotosensibilización y pigmentación de las mucosas y dientes. No se puede utilizar ni en niños ni embarazadas.
  • Tratamientos hormonales basados en una acción antiandrógena (acetato de ciproterona, flutamida, espironolactona). Los resultados beneficiosos de los tratamientos, sobre todo los de vía tópica, se empezarán a notar pasadas varias semanas o incluso meses, por lo que no se deberá abandonar el tratamiento antes de que se pueda ver si es eficaz para cada persona.

Más información en: http://www.cemefar.com/index2.php?sec=1&fam=101&id=44

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: