Sogama incinera por primera vez, a modo de prueba , 400 toneladas de farmacos de Sigre

La Sociedad Gallega de Medio Ambiente incineró el pasado 30 de julio alrededor de 400 toneladas de fármacos

La Sociedad Gallega de Medio Ambiente (Sogama), empresa receptora de los residuos de medicamentos recogidos a través del sistema Sigre, incineró el pasado 30 de julio, por vez primera desde que en 2002 empezó a recoger estos desechos, alrededor de 400 toneladas de fármacos. Esta incineración, o valorización energética, que es el proceso exigido para la eliminación de residuos farmacológicos, se ha realizado “a modo de prueba” para comprobar si las instalaciones de dicha empresa pública, de la que la Xunta de Galicia posee el 51 por ciento del accionariado, reúnen las características para ello, según informó el consejero de Medio Ambiente gallego, el popular Agustín Hernández.

Cabe recordar que desde 2002 y hasta principios de este año los residuos medicamentosos que recibía Sogama del sistema Sigre, a través de la empresa intermediaria Danigal, eran tratados como residuos urbanos y depositados en el mismo vertedero en el que se almacena la basura “corriente”, algo que provocó una denuncia por parte de Sigre. Su eliminación se ha llevado a cabo en estos años a través de enterramiento, una práctica que la anterior junta gestora de Sogama defendía en base a los términos del contrato firmado con Danigal (en los que se alude únicamente a la gestión en depósito de los mismos, nunca a su valorización energética) y “a la incapacidad técnica de sus instalaciones” para su eliminación a través de incineración.

Sin embargo, según comentó el consejero de Medio Ambiente gallego, esta primera prueba de julio “se ha llevado a cabo sin necesidad alguna de efectuar adaptaciones técnicas, lo que demuestra una absoluta falta de voluntad de la anterior junta respecto al tratamiento idóneo para estos residuos”. Esta manifestación contrasta con la de varios empleados de la incineradora, que aseguraron que la prueba provocó la rotura de una caldera de la planta termoeléctrica, cuya reparación costó 150.000 euros.

A pesar de que esta “prueba” contó con el beneplácito del departamento de Inspección de Trabajo de Sogama y “no implicó riesgo para los trabajadores y el medio ambiente”, según indicó Luis Lamas, presidente de Sogama, el comité de empresa ha puesto reparos a continuar con el tratamiento de residuos farmacéuticos “al haberse comprobado náuseas, vómitos y fuertes dolores de cabeza en los encargados de la incineración”. Unas molestias de las que se han hecho eco los partidos de la oposición (PSG y BNG), que han pedido explicaciones al ente regional.

De cara al futuro, Hernández condiciona la continuidad de las incineraciones a la obtención del respaldo del comité. “No continuaremos si no hay consenso”, afirmó. Eso sí, pidió “solidaridad”, porque de no seguir con las incineraciones “Sigre cerraría su planta de clasificación de Cerceda para asentarse en otra región y se perderían puestos de trabajo”. Por ello, está prevista una reunión entre ambas partes.

Autor: Alberto Cornejo
Fuente: www.elglobal.net

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: