La vista cansada afecta al 100% de la población a partir de los 50 años

Si cuando lea este texto le parece que las letras bailan y para poder enfocarlas correctamente la única solución es alejarse de la pantalla del ordenador, seguramente tenga un problema ocular denominado Presbicia, o dicho de otro modo, vista cansada. A partir de los 40 años, la inmensa mayoría de las personas comienza a tener problemas para leer un libro, la carta del menú o las etiquetas de la ropa.

Estos son los síntomas de la Presbicia, un efecto –y no una enfermedad– del envejecimiento del sistema ocular, que como el resto del organismo, pierde potencia y elasticidad y afecta principalmente a la visión cercana.

La Presbicia es uno de los problemas oculares más comunes porque es una consecuencia natural del envejecimiento y por lo tanto nadie puede librarse de ella. Según un informe del Colegio Oficial de Farmacéuticos, el 68% de los españoles mayores de 45 años padece de presbicia. De hecho, según las estimaciones del Colegio Nacional de Ópticos Optometristas de España, a partir de los 50 años toda la población esta afectada por esta disfunción.

En el mundo este trastorno afecta a unos 1.800 millones de personas.Con el paso del tiempo los músculos del ser humano pierden elasticidad y potencia. Y los ojos no son una excepción. La Presbicia consiste en la disminución de la acomodación: la capacidad de enfocar objetos situados a diferentes distancias. La parte del ojo que se encarga de realizar esta tarea es el cristalino, una lente transparente situada detrás de la pupila cuya función consiste en enfocar los rayos luminosos para que formen una buena imagen en la retina. Con el paso de los años, el cristalino pierde flexibilidad y capacidad de adaptación, por lo que empieza a no poder enfocar bien los objetos.

La Presbicia no se puede prevenir, de hecho la Presbicia sólo se nota cuando ya es necesario el uso de gafas. La forma más habitual de darse cuenta de que se comienza a tener vista cansada es notar dificultades visuales en actividades que antes se realizaban sin esfuerzo. Por ejemplo, a la hora de leer, la persona notará la necesidad de ponerse lo que está leyendo más lejos; de ahí el sobrenombre de la presbicia: síndrome de los brazos largos. Asimismo los afectados sufren habitualmente dolores de cabeza o dificultad para enfocar de un objeto a otro. Si ha notada estos síntomas es un buen momento para visitar al oftalmólogo.Cuando se tiene solamente vista cansada, lo más sencillo es utilizar gafas.

La gafas de presbicia es uno de los campos más representativos en los que trabaja Cemefar. En su apuesta por la calidad y para garantizar el máximo control de los procesos y materiales de fabricación, Cemefar cuenta con una de las pocas licencias de importación de gafas de presbicia que hay en España.

La gafas presbicia de Cemefar se venden exclusivamente en farmacias.
Garantizada su fiabilidad en lo que se refiere a lentes y monturas, otra de las características que diferencia a la gafas Cemefar del resto del mercado es su cuidado diseño, al que incorporan cada año las últimas tendencias de las principales Ferias de Óptica del mundo celebradas en Milán (MIDO) y París (SILMO).
Calidad, fiabilidad y diseño junto con un precio asequible y razonable son los valores que definen las gafas de presbicia Cemefar.

Autor: Cemefar
Fuente: http://www.cemefar.com/

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: